Experiencias #Inktober

Experiencia #inktober de Salva J.

Aunque ya conocía la existencia de Inktober desde hace varios años, hasta ahora no sé me había ocurrido siquiera participar. Este cambio se debe a un reciente «redescubrimiento» de mi amor por el dibujo (el cual no había practicado con regularidad desde hace entre 17 y 20 años), como forma de conectar de nuevo con mi lado creativo. He tomado Inktober como una oportunidad perfecta de forzarme a dibujar diariamente y empezar a mejorar mi técnica.

No podría estar más contento de haberme unido a este reto, y estoy convencido de que, al finalizar octubre, comenzaré un nuevo proyecto que me permita seguir practicando.


Experiencia #inktober de Almudena Hidalgo (@dihalgo. Ilustradora, tatuadora y lo otro).

¿Qué es el Inktober? Es una chorrada: tienes una lista de palabras y haces un dibujo al día ¡Pues no! Cuando te metes te das cuenta de que Inktober es una experiencia global compartida y al pensarlo te da gustirri como de hacerte pis.

Cada publicación tiene detrás un esfuerzo, un tiempo, cuenta algo de cada persona que participa. En todas ha habido alguien dándole vueltas a ESA palabra de la lista, frustrándose durante horas o diciéndose a sí mismo «maldita sea, soy un genio, mira qué ideaca» pero lo que es seguro es que todas tienen algo en común: detrás hay alguien que ha sonreído, se ha divertido y ha disfrutado mientras le daba forma ¡Tanta gente al mismo tiempo en todo el mundo, flipa!

¿Qué me está aportando el Inktober? Practicar a diario. Es como lo de usar las escaleras en vez de el ascensor, sabes que es bueno, no es un trabajo titánico, pero no lo haces porque eres más perra que Laika. Preparar un boceto absurdo al día no es tan difícil.

Focalizar. Cada palabra es un punto de partida, aunque las posibilidades sean infinitas a veces tener el concepto inicial es imposible, no hay manera de que salga. Sólo una palabra diaria lo facilita todo.

Descubrir. Aunque sólo te metas en redes para publicar acabas viendo trabajos de otros artistas y la verdad es que descubres cosas súper flipantes que te sorprenden e inspiran.

Experimentar. Consecuencia de lo anterior es inevitable pensar «yo de mayor quiero ser como éste» al ver trabajos geniales y lanzarte a probar algo que no se te había ocurrido o no te habías atrevido.

Divertirse. Que me gusta, oyes.

¿De las que has subido cuál es tu prefe?Elegiré la primera, que es con la que rompí a dibujar y en la que me quité el complejo de no haber hecho nada fuera del ordenador desde hace un buen rato, aunque quiero a todas mis hijas.

Estoy casi segura de que más allá de la experiencia de este octubre, se me han activado mecanismos de curiosidad y buenas costumbres que se dilatarán en el tiempo, o eso espero.


Experiencia #inktober de Mariano M. (maquetador, diseñador)

Nunca he participado con la lista oficial del Inktober, pero si que he seguido otros retos parecidos y la verdad es que es una ocasión formidable para mantenerse activo o desengrasar la mano de ilustrador.

Lo mas importante de estos eventos es compartir la diversión del reto y ver como otros compañeros participan pudiendo contrastar las ideas, muchas de ellas muy originales.

Son una cantera de inspiración.

Ver tanta diversidad con solo un cocepto único en una lista, es magnifica tanta imaginación y originalidad…durante todo el mes de octubre es mas que agradable pasearse por las redes sociales.


Experiencia #inktober de Sara Z.

Siempre estuve garabateando cuadernos desde pequeña, añadiendo dibujos en las esquinas de mis libros escolares. Creo que es algo que todos hemos hecho en algún momento de nuestra vida…lo llevamos dentro. Pero como siempre, la realidad se impone y por una cosa u otra me llevé largas temporadas sin coger ni un triste lápiz. De vez en cuando, vas y firmas en una tarjeta de cumpleaños para un amigo o dibujas en una ficha de rol tu personaje, piensas de nuevo… ¿Por qué no? Y el reto del inktober me llego justo en uno de esos momentazos.

Lo descubrí hace un par de años. Es raro que al llevar como 10 años rulando el reto por las redes yo me enterara tan tarde, pero me encantó. Me sentí un poco como dentro de una gran comunidad de amigos que durante un mes comparten su pequeña visión del mundo y entonces…el mundo se hace enorme, la imaginación vuela y el dia a dia pesa mucho menos. Este reto también me hace ver lo oxidada que estoy en muchas técnicas, perspectivas, planos e incluso materiales. Recargar las pilas artísticamente hablando es como un orgasmo cerebral…ese gustito en el telencéfalo que mola tanto XD Por eso sin duda se lo recomiendo a todos. No importa si eres aficionado o profesional, si no tienes tiempo para todo el mes, no importa… participa. Porque por poco que hagas, ganas


Experiencia #inktober de Crissuka (@crissuka. Artista, ilustradora, manualidades)

Cuando yo era pequeña siempre pensé que dibujar no era lo mío. Dibujaba fatal y las manualidades no eran lo mío. Pero con 17 años, decidí aprender a coser…y ahí empezó todo. Mi pasión por las manualidades desde entonces no ha tenido limites. Ya pasados los 30 años, descubrí los doodle (“garabato” en español) …eso que dicen que hace la gente cuando no sabe dibujar. He ido mejorando paso a paso con cada reto, utilizando todo tipo de materiales que caían en mis manos… rotuladores, acuarelas, lápices… y descubrí el inktober en 2018.

Para mi, Inktober es…libertad, absoluta libertad. Porque con una palabra, hay miles de interpretaciones. Se fomenta eso que en la fase adulta vamos perdiendo, la creatividad. La creatividad está ahí, que nada es feo ni bonito, que está dentro de ti ese pequeño Peter Pan. Y el inktober te ayuda en esa libertad y te deja fluir de una forma no competitiva, compartiendo con otros artistas. El inktober es disfrutar de toda esa creatividad a nivel global, en comunidad.

Yo soy una iniciada en esto del dibujo, y recomiendo el inktober porque lo importante es aprender y disfrutar, conocer gente afín. Es algo que puedes hacer en tu casa, en el campo, en un ratito en la oficina…la inspiración está ahí, dentro de ti.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *